Matambre arrollado












Accede para votar

| Sin comentarios

Es un clásico de la cocina familiar. Y, además, un fiambre sin desperdicios... y muy rendidor. Aquí le proponemos una fórmula simple y sabrosa para que pueda lucirse. Dependerá de cada cocinero echar a volar la imaginación y perfeccionarlo a su manera.

  • Tiempo de preparación:
  • Tiempo de cocción:
Matambre arrollado

Matambre arrollado

 

Ingredientes

1 de Matambre

2 cucharadita/s de Orégano

2 cucharadita/s de Ají molido

6 diente/s de Ajo

2 cucharada/s de Perejil picado

0.5 cucharadita/s de Laurel en polvo

1 cucharadita/s de Pimentón

1 taza/s de Cebolla de verdeo picada

2 taza/s de Miga de pan en cubitos

1 taza/s de Queso rallado

1 de Morrón rojo grande

4 de Huevo

200 gramo/s de Jamón Cocido

Agregar a la lista
Preparación
-Extienda el matambre sobre la mesa con la grasita hacia arriba. Con una cuchilla filosa quítele y deseche toda la grasa que tenga adherida. Con la misma cuchilla, recorte los bordes (siempre son irregulares, salvo que tenga un carnicero prolijito...) a fin de obtener un perfecto rectángulo... para que el arrollado quede con buena forma.

-Coloque el matambre bien extendido dentro de una asadera, con la ex-grasita hacia arriba, y sazónelo a gusto con sal y pimienta negra recién molida. Pele los ajos, quíteles el brote interno (si los tuviera) y píquelos finamente. Rocíe el matambre con bastante vinagre. Frótelo con los ajos picados y extiéndalos en forma pareja sobre la superficie.

-Pele ahora las cebollitas de verdeo y separe sólo la parte interna verde clarita y tierna. Deseche las hojas oscuras. Pique la parte reservada finamente. Espolvoree el matambre en forma pareja con el orégano, el ají molido, el perejil ídem, el laurel y el pimentón. Déjelo en este adobo hasta el día siguiente, en la heladera (no contado en el reloj).

-Lave el morrón pero no lo seque. Encienda al máximo un quemador de la cocina y acueste sobre él el morrón a fin de carbonizarle la piel. Délo vuelta de a ratos hasta que la piel esté negra. Retírelo del fuego y frótelo bajo el chorro de la canilla para desprenderle la piel. Quítele cabitos, semillas y nervaduras internas y córtelo en tiras gruesas. Reserve.

-Llene una cacerolita con agua y llévela al fuego . Cuando e l agua rompa el hervor introduzca en ella, cuidadosamente (puede ayudarse con una cuchara), 3 huevos. Controle antes que no tengan rajaduras. Déjelos hervir 10 minutos desde el momento en que el agua retome el hervor. Una vez listos, escúrralos, refrésquelos con agua fría y pélelos.

-Tome la miga de pan indicada y colóquela en un bol. Vierta sobre el pan, de a poquito, la leche tibia necesaria para que la miga se esponje bien. Escúrrala, exprímala para quitar el líquido excedente y píquela finamente con un cuchillo. Mézclele el queso rallado y la cebollita de verdeo picada y reservada. Ligue con 1 huevo y sazone a gusto.

-Ahora retire el matambre de la heladera y extiéndalo sobre la mesa, siempre con la ex-grasita hacia arriba (y sin sacarle el adobo...). Untelo en toda su extensión con la pastita de pan del paso anterior. Cubra el pan con las tajadas de jamón cocido y distribuya sobre el jamón las tiras de morrón asado, algo espaciadas entre sí. Sígame, ya falta menos.

-Coloque en uno de los extremos angostos del matambre, a lo ancho, los 3 huevos duros puestos en hilera. Enrolle el matambre a partir de allí, con vueltas ajustadas. Apóyelo sobre una hoja generosa de papel film... ¡y vuelva a enrollarlo en forma ajustada, doblando los extremos hacia abajo (¡un truco infalible para no tener que coserlo...!).

-No se asombre de este insólito paso: busque una medibacha (o cancan, ¡bah...!) vieja y limpita en algún cajón del placard y córtele una pierna, descartando la parte del pie: ¡le quedará un cilindro de un tejido finito casi invisible! Meta el matambre en este cilindro y ate bien los extremos... ¡ya está listo el matambre para zambullirse en la olla!

-Ponga a hervir en una cacerola grande, abundante agua con sal y verduritas. Cuando rompa el hervor, meta el matambre y déjelo hervir un par de horas. Al cabo de ese tiempo escúrralo y prénselo. Déjelo enfriar bien. Final feliz: desnude el matambre, quítele las ataduras, córtelo en rodajas y arme la fuente guarneciéndola con ensalada a gusto.
Porciones

Receta para 12 porciones

Porciones

Información adicional

Comentarios sobre la receta Matambre arrollado

 

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar
Quienes vieron esta receta también buscaron:
  • Matambre casero

    La tabla de fiambres resulta deliciosa y tiene un lugar de honor en cualquier picada. Y, para darle color local, nada mejor que un buen matambre casero.

    3.50 2 Comentarios



Para poder ver tu carrito primero debes loguearte

Bien Casero te recomienda

Pannettone Dulce

Es un pan dulce especial para las...

Ampliar
Torta de Coco

Muy rica y fácil de preparar....

Ampliar
Keppe Naie (crudo)

Plato tradicional de la cocina árabe se puede...

Ampliar
Caminos y Sabores
Copyright © 2014 / Bien Casero
Clarin Digital
Todos los derechos reservados
Protección de datos personales
Agea Digital
Desarrollado por: SG2