Matambre arrollado












Accede para votar

| Sin comentarios

Es un clásico de la cocina familiar. Y, además, un fiambre sin desperdicios... y muy rendidor. Aquí le proponemos una fórmula simple y sabrosa para que pueda lucirse. Dependerá de cada cocinero echar a volar la imaginación y perfeccionarlo a su manera.

  • Tiempo de preparación:
  • Tiempo de cocción:
Matambre arrollado

Matambre arrollado

 

Ingredientes

1 de Matambre

2 cucharadita/s de Orégano

2 cucharadita/s de Ají molido

6 diente/s de Ajo

2 cucharada/s de Perejil picado

0.5 cucharadita/s de Laurel en polvo

1 cucharadita/s de Pimentón

1 taza/s de Cebolla de verdeo picada

2 taza/s de Miga de pan en cubitos

1 taza/s de Queso rallado

1 de Morrón rojo grande

4 de Huevo

200 gramo/s de Jamón Cocido

Agregar a la lista
Preparación
-Extienda el matambre sobre la mesa con la grasita hacia arriba. Con una cuchilla filosa quítele y deseche toda la grasa que tenga adherida. Con la misma cuchilla, recorte los bordes (siempre son irregulares, salvo que tenga un carnicero prolijito...) a fin de obtener un perfecto rectángulo... para que el arrollado quede con buena forma.

-Coloque el matambre bien extendido dentro de una asadera, con la ex-grasita hacia arriba, y sazónelo a gusto con sal y pimienta negra recién molida. Pele los ajos, quíteles el brote interno (si los tuviera) y píquelos finamente. Rocíe el matambre con bastante vinagre. Frótelo con los ajos picados y extiéndalos en forma pareja sobre la superficie.

-Pele ahora las cebollitas de verdeo y separe sólo la parte interna verde clarita y tierna. Deseche las hojas oscuras. Pique la parte reservada finamente. Espolvoree el matambre en forma pareja con el orégano, el ají molido, el perejil ídem, el laurel y el pimentón. Déjelo en este adobo hasta el día siguiente, en la heladera (no contado en el reloj).

-Lave el morrón pero no lo seque. Encienda al máximo un quemador de la cocina y acueste sobre él el morrón a fin de carbonizarle la piel. Délo vuelta de a ratos hasta que la piel esté negra. Retírelo del fuego y frótelo bajo el chorro de la canilla para desprenderle la piel. Quítele cabitos, semillas y nervaduras internas y córtelo en tiras gruesas. Reserve.

-Llene una cacerolita con agua y llévela al fuego . Cuando e l agua rompa el hervor introduzca en ella, cuidadosamente (puede ayudarse con una cuchara), 3 huevos. Controle antes que no tengan rajaduras. Déjelos hervir 10 minutos desde el momento en que el agua retome el hervor. Una vez listos, escúrralos, refrésquelos con agua fría y pélelos.

-Tome la miga de pan indicada y colóquela en un bol. Vierta sobre el pan, de a poquito, la leche tibia necesaria para que la miga se esponje bien. Escúrrala, exprímala para quitar el líquido excedente y píquela finamente con un cuchillo. Mézclele el queso rallado y la cebollita de verdeo picada y reservada. Ligue con 1 huevo y sazone a gusto.

-Ahora retire el matambre de la heladera y extiéndalo sobre la mesa, siempre con la ex-grasita hacia arriba (y sin sacarle el adobo...). Untelo en toda su extensión con la pastita de pan del paso anterior. Cubra el pan con las tajadas de jamón cocido y distribuya sobre el jamón las tiras de morrón asado, algo espaciadas entre sí. Sígame, ya falta menos.

-Coloque en uno de los extremos angostos del matambre, a lo ancho, los 3 huevos duros puestos en hilera. Enrolle el matambre a partir de allí, con vueltas ajustadas. Apóyelo sobre una hoja generosa de papel film... ¡y vuelva a enrollarlo en forma ajustada, doblando los extremos hacia abajo (¡un truco infalible para no tener que coserlo...!).

-No se asombre de este insólito paso: busque una medibacha (o cancan, ¡bah...!) vieja y limpita en algún cajón del placard y córtele una pierna, descartando la parte del pie: ¡le quedará un cilindro de un tejido finito casi invisible! Meta el matambre en este cilindro y ate bien los extremos... ¡ya está listo el matambre para zambullirse en la olla!

-Ponga a hervir en una cacerola grande, abundante agua con sal y verduritas. Cuando rompa el hervor, meta el matambre y déjelo hervir un par de horas. Al cabo de ese tiempo escúrralo y prénselo. Déjelo enfriar bien. Final feliz: desnude el matambre, quítele las ataduras, córtelo en rodajas y arme la fuente guarneciéndola con ensalada a gusto.
Porciones

Receta para 12 porciones

Porciones

Información adicional

Comentarios sobre la receta Matambre arrollado

 

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar
Quienes vieron esta receta también buscaron:
  • Matambre casero

    La tabla de fiambres resulta deliciosa y tiene un lugar de honor en cualquier picada. Y, para darle color local, nada mejor que un buen matambre casero.

    3.50 2 Comentarios



Para poder ver tu carrito primero debes loguearte

Bien Casero te recomienda

Peras al vino Tinto

Postre ideal para disfrutar esta fruta...

Ampliar
Torta facilita

Es una receta muy facil de hacer,con pocos...

Ampliar
Caminos y Sabores
Copyright © 2014 / Bien Casero
Clarin Digital
Todos los derechos reservados
Protección de datos personales
Agea Digital
Desarrollado por: SG2